CULTURA DE MENTORING

La condición en que las organizaciones operan en la actualidad es radicalmente distinta a como lo hacían hace un par de años, ya que los nuevos escenarios que conforman tanto al entorno como al propio sistema organizacional, presentan grandes y continuos desafíos tales como reorganizaciones, fusiones, presiones de presupuesto, pandemias, incorporación de tecnologías, requerimiento de nuevas competencias, home office, etc... lo que plantea la necesidad de un cambio de enfoque en la transmisión del conocimiento.


La clave fundamental está en lograr entender que las reglas para hacer negocios y los modelos de formación de nuestros colaboradores, al igual que el resto del sistema organizacional han cambiado rápidamente y los directivos (con toda razón) buscan ahora que los resultados del aprendizaje se traduzcan de modo visible, en mejoras evidentes en el desempeño de las personas, en proyectos, ahorros, innovación, etc..


Los retos que se nos plantean nos exigen ser más eficientes, más rentables y contar con personal mejor capacitado dentro de una cultura de engagement, con personal más comprometido.


Es por esto que la necesidad de impartir una mejor capacitación y fortalecer la cultura organizacional es evidente.


Sin lugar a dudas las organizaciones que están alcanzando un desempeño superior, son aquellas que como decía Senge en su libro “La quinta disciplina” son capaces de hacer de la capacidad de aprender su ventaja competitiva.


El conocimiento constituye uno de los recursos más valiosos para cualquier empresa, pero ¿cómo generarlo más rápidamente?, ¿cómo transferirlo de manera directa para su aplicación? o ¿cómo compartirlo?, resulta clave para poder dar respuesta a problemas que cada día son más complejos y que se generan con una mayor rapidez.


En este contexto surgen nuevas formas de aprendizaje y gestión del conocimiento, como el mentoring, y que tengo el gusto de conocer sus increíbles resultados en las empresas en que lo estamos aplicando.


Pues veamos ¿por qué el mentoring?


Alguna vez has tenido la oportunidad de reflexionar respecto a la gran cantidad de talento, especialización en conocimientos y años de experiencia con que cuenta el personal de tu organización y que no están siendo compartidos para el mejor desarrollo de tareas y proyectos, así como, para mejorar la rentabilidad del negocio.


¿Qué pasaría si ese conocimiento se divulgara de manera formal? seguramente sería tanto como generar un cambio exponencial positivo en la propia organización.


Sin duda el mentoring está trasformando y complementando la manera de formar al personal dentro de las empresas.


El mentoring como parte de la cultura organizacional y como uno de los pilares de los procesos de formación, consigue potencializar al personal mediante la aportación del conocimiento especializado y la experiencia a favor de los colaboradores de la empresa, a través del apoyo de una persona de mayor conocimiento y/o experiencia, acelerando así el proceso de desarrollo personal y profesional de sus integrantes y el logro de mejores resultados, todo esto favoreciendo además un ambiente agradable de trabajo.


Consiste fundamentalmente, en aprender de la experiencia de otra persona (el mentor) que enseña, aconseja, guía y ayuda al mentee en su desarrollo personal y profesional. El mentor adquiere el papel de guía, canalizador de contactos, impulsor de retos y además estimula el aprendizaje a través de experiencias estando dipuesto a transmitir su know-how.


El mentor puede ayudar a establecer y alcanzar metas profesionales, superar los retos del trabajo, tomar decisiones inteligentes de negocios con más confianza, desarrollar nuevas competencias o simplemente ofrece una perspectiva cuando se está frente a diversas situaciones.


En los últimos años el mentoring ha adquirido gran fuerza entre los círculos empresariales y profesionales, esta herramienta ha alcanzado tanta relevancia que en Estados Unidos han creado el mes nacional del mentoring, una campaña encabezada por la Escuela de Salud Pública de Harvard que se celebra en el mes de enero, para promover mentores que orienten a los jóvenes estadounidenses. La declaración ha sido respaldada por ambas cámaras del Congreso de los Estados Unidos. Los socios de medios de la campaña han incluído ABC , CBS , Fox News y NBC, Comcast, la Asociación Nacional de Locutores, Time Warner y Viacom.


Al preguntarle a algunos altos directivos y personal con colaboradores a su cargo ¿cuál consideran que fué una razón importante en sus logros profesionales? la respuesta fue determinante, la gran mayoría de ellos aseguro que un gran líder o un mentor fue el factor más importante.


Algunos de los beneficios que genera esta importante herramienta son:


- Aprovechar el talento del personal con el que actualmente cuenta la empresa.

- Motivar al personal al permitirle ofrecer sus conocimientos a otras personas.

- Reconocer el expertise de los colaboradores.

- Favorecer el desarrollo de la cultura ideal de la empresa.

- Generar vínculos valiosos entre colaboradores.

- Ofrecer consejos, información o guía por parte del grupo de mentores en beneficio del desarrollo personal y profesional de los mentees.

- Fortalecer una filosofía de trabajo.

- Generar resultados.


Cuando la cultura de algunas organizaciones es lo suficientemente madura hemos alcanzado resultados sorprendentes aplicando “Reverse mentoring” el cual consiste en que el personal más joven sin importar su nivel jerárquico se ofrece y es seleccionado como mentor de los niveles de dirección y de mando.

Para iniciar exitosamente una Cultura de Mentoring es importante que la empresa certifique tanto a su equipo de mentores como de mentees, que cuente con las políticas necesarias para no perder la formalidad de estos procesos y que además tenga una App para la gestión y seguimiento de este proceso.


Ahora que vas a iniciar los procesos de formación en tu empresa no olvides considerar esta importante alternativa.


José Manuel García Rodríguez

Grupo A.P.D.E.

jm.garcia@apde.com.mx

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.